jueves, 12 de febrero de 2015

¿Qué entendemos por amor?

El amor es difícil de definir. Con la palabra amor describimos el vínculo afectivo existente entre personas, pero el uso de la palabra amor es mayoritariamente utilizado para las relaciones de pareja.
Stemberg sostiene que el amor tiene tres componentes básicos: intimidad, pasión y decisión-compromiso.
Con intimidad nos referimos a todo aquello que fomenta la proximidad, el vínculo y la conexión entre personas, el deseo de procurar el bienestar de la persona amada y sentirse feliz con ella.
La pasión hace referencia al deseo de unión con la otra persona, la sexualidad es una parte muy importante de la pasión.
Decisión-compromiso es un componente con dos aspectos, uno a corto plazo, la formación de la pareja y otro la decisión de continuar la relación a través del tiempo.
De estos componentes la pasión es el elemento menos estable y por el que se tiene poco control sobre la cantidad de excitación emocional que nos despierta la otra persona.
Es normal que la intimidad y la decisión-compromiso aumenten con el paso del tiempo mientras que la pasión disminuye.

De la combinación de estos tres componentes surgen distintas clases de amor:
Agrado, cuando solo hay intimidad. Normalmente se define como amistad.
Encaprichamiento o amor a primera vista: no existe ni intimidad ni compromiso.
Amor vacío: no existe pasión ni intimidad pero existe compromiso. Puede verse en los matrimonios de conveniencia, por el cuidado de los hijos o por intereses económicos.
Amor romántico: existe pasión e intimidad pero no hay un compromiso. Es el tipo de amor de las novelas y las películas.
El amor compañero, una combinación de intimidad y compromiso, suele existir en las parejas de muchos años de relación en la que la pasión ha ido disminuyendo pero aún existe una vinculación emocional.

El amor pleno: cuando se dan los tres componentes, intimidad, pasión y decisión-compromiso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario